jueves, 16 de marzo de 2017

Dharma 1

Cuatro nobles verdades

Según el budismo las cuatro verdades son:

Toda existencia es sufrimiento.
El origen del sufrimiento es el anhelo.
El sufrimiento puede extinguirse, extinguiendo su causa.
Para extinguir la causa del sufrimiento, debemos seguir el Noble camino óctuple.

Buda actúa como un médico pero para la enfermedad del espíritu, y su enseñanza es aplicada como una medicina. Así, lo que el Buda nos viene a presentar es de hecho algo muy similar a un procedimiento médico donde tenemos:
La observación del síntoma o signo de la enfermedad.
El diagnóstico de la enfermedad.
El pronóstico de las posibilidades de recuperación.
La prescripción de una receta.



El "síntoma": La insatisfacción
Todo es sufrimiento, ya que nada es felicidad completa, el sufrimiento está siempre presente. La muerte de uno mismo y de los seres queridos es sufrimiento, así como la enfermedad de nuestros seres amados y la propia es sufrimiento, incluso la convivencia con seres amados conlleva sufrimiento. Dukkha (sufrimiento en lengua pali) se refiere al sentido más amplio de sufrimiento: dolor, tristeza, pena, imperfección, aflicción, impermanencia, insustancialidad...
El "diagnóstico": La causa del sufrimiento
El sufrimiento proviene del deseo, apego y la ignorancia.
El sufrimiento surge del deseo o como consecuencia lógica de acciones pasadas de elección propia. El motivo para realizar estas acciones, o sea, el origen y porqué del sufrimiento, son las pasiones humanas. Todo surge de no saber que todas esas acciones llevan al sufrimiento y al no conocimiento de la impermanencia e interdependencia de las cosas.

La posible cesación del sufrimiento
El sufrimiento puede ser vencido. Para terminar con nuestro sufrimiento hay que embarcarse en un estudio para hallar sus causas y comprobarlas por uno mismo, y después, eliminarlas. Hay que suprimir los cinco venenos y realizar acciones virtuosas, creando karma bueno. Esta noble verdad, en más profundidad, es el vacío, la sabiduría de la vacuidad, la realidad última, el corazón del Dharma.
La Prescripción de la receta: El camino que lleva al cese del sufrimiento: El Noble camino óctuple
"Esta es, oh monjes, la noble verdad sobre el camino que conduce a la supresión del sufrimiento, hacia el Despertar, el nirvana, El camino de las ocho ramas, el sendero óctuple:

Comprensión correcta
Pensamiento correcto

Palabra correcta
Acción correcta
Ocupación correcta

Esfuerzo correcto
Atención correcta
Concentración correcta


El Noble Camino Óctuple (en sánscrito: āria sṭāṅga mārga y en pali: Ariya aṭṭhaṅgika magga) es considerado, según el budismo, como la vía que lleva al cese de dukkha (‘sufrimiento’). Este cese del sufrimiento se conoce como nirvana.
Rueda del dharma
El noble camino es una de las enseñanzas budistas fundamentales; la cuarta parte de las Cuatro Nobles Verdades. En la simbología budista, el noble camino es usualmente representado con la rueda del dharma, donde cada rayo representa un elemento del sendero. Este símbolo también se utiliza para el budismo en general.
Los elementos del noble camino óctuple se subdividen en tres categorías básicas:
sabiduría, 
conducta ética y 
entrenamiento de la mente (o meditación)

En todos los elementos del noble camino, la palabra «correcta» es una traducción de la palabra "sammā" (en pali), que significa ‘plenitud’, ‘coherencia’, ‘perfección’ o ‘ideal’.

El noble camino es entonces:
(pali: paññā) Sabiduría
1 (sánscrito: dṛṣṭi • pali: diṭṭhi) visión o comprensión correcta
2 (saṃkalpa • saṅkappa) pensamiento o determinación correcta

(sīla) Conducta ética
3 (vāc • vācā) Hablar correcto
4 (karmānta • kammanta) Actuar correcto
5 (ājīva • ājīva) Medio de vida correcto

(samadhi) Entrenamiento de la mente
6 (viāiāma • vāiāma) Esfuerzo correcto
7 (smriti • sati) Estar presente o consciencia del momento correcta
8 (samādhi • samādhi) Concentración o meditación correcta


Aunque el camino está enumerado del uno al ocho, normalmente no es considerado como una serie de pasos lineales por los cuales uno debe progresar; más bien deben ser desarrollados de manera más o menos simultánea, dentro de lo que sea posible de acuerdo a la capacidad de cada individuo. Todos están unidos y cada uno ayuda al cultivo de los otros.
El Noble Camino Óctuple, por la forma en que está escrito, puede comprenderse de manera ordinaria o práctica por personas no budistas o de manera trascendental y sagrada para budistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario!!