lunes, 7 de diciembre de 2015

Se acerca fin de año...

Hace unos años, empezó un sueño que era Instituto Feng Long.
Para mí era la aventura de largarme a enseñar nuevamente kung fu, cuestión que me tomó varios años ya que venía hacía un tiempo desvinculado de mi Escuela Madre Kaimen y lo de empezar a dar clases sin una estructura atrás era algo difícil de pensar.

Varios me apoyaron, entre ellos Jerónimo Milo y Jorge Velarde a quien desde su apoyo hasta moral, les sigo estando agradecido y en deuda. También en ese momento tuve la increpación de mi ex Maestro (Maestro de la Escuela Kaimen) quien me cuestionó: Cómo se abre una Escuela?... Mi respuesta fue no! cómo una escuela?.... mi idea era abrir un Instituto y empezar a hacer lo que tanto me gustaba: kung fu, ya que venía por todo esto de la falta de Escuela antes comentado, entrenando otras AAMM, pero sin dedicarme al Kung Fu. El cuestionamiento me asustó, en ese momento mi proyecto era sólo un blog que abría, un posible alumno interesado, pero mi idea de empezar a hacer algo, y que cuando y tuviese verdaderamente alumnos, hubiese algo de material por detrás (este blog) que les pudiese ser útil.