lunes, 20 de agosto de 2012

Kung Fu, para "Darle sentido a la vida" - Opinión

Este post surgió a partir de la lectura del artículo “Dale Sentido a tu vida” de la Lic. Mónica Esgueva publicado en la revista Psicología (+) Nº 45, que funcionó como disparador para el mismo. Comparto primero un fragmento, para luego discutirlo en virtud al título.



“…El psiquiatra austríaco Viktor Frankl (a partir de su experiencia de vida)… comprobó que no eran los más fuertes los que salían indemnes /de las situaciones traumáticas de la vida/ sino aquellos para quienes la vida seguía teniendo algún sentido a pesar de todo, aquellos que albergaban la ilusión de que alguien los esperaba, los que sentían que tenían alguna misión que cumplir…

Sus experiencias e investigaciones lo llevaron a definir y difundir la logoterapia, teoría centrada en el sentido de la propia vida, en la que el paciente debe confrontar su conducta diaria con su propósito de vida. Sostiene (la logoterapia) que la búsqueda del sentido de la existencia y las ganas de encontrar valores de peso en los que basarse es algo innato y presente en el ser humano, que no se puede descuidar, porque es absolutamente primordial para vivir con una cierta plenitud y satisfacción duradera, más allá del mero y pasivo sobrevivir.

domingo, 19 de agosto de 2012

10 km Ciudad de San Rafael - 2012

Este domingo 19 de agosto se corrió la Maratón 10 km - 5 km de San Rafael en su versión de 5 km y de 10 km competitiva con más de 200 corredores, entre los que tuve el gusto de participar en la distancia de 10 km.



Y que tendrá que ver esto con el kung fu?

En más de una ocasión y más de un post he escrito sobre el porqué y el para qué del kung fu, sobre el sentido de entrenar y sus objetivos, sobre para qué sirve.

El punto en común de todos estos post y discusiones siempre es el mismo, punto del que estoy absolutamente convencido: el kung fu (o las artes marciales en general) apuntan principalmente a un desarrollo interior un cultivo de la persona, por el medio de lo físico, pero al desarrollo de habilidades y valores del espíritu.

He realzado el trabajo físico de las artes marciales y en particular su valor auténtico basado en su origen marcial, convencido de que no deben perder este espíritu. De ahí que creo que así deben entrenarse, con intensidad, con exigencia, con acción más que con palabras, aplicándolas en forma combativa y concreta. Pero a la hora de valorar los logros, las metas, lo alcanzado, el tema debe discurrir por otra mirada. En cada clase sostengo que si bien uno explica el valor marcial, la aplicación, la utilidad combativa de una técnica o conjunto de movimientos, el mayor éxito como alumno o como profesor es que nunca se deba tener que aplicar nada de ello (menos en los violentos y peligrosos tiempos de hoy), que uno pueda autocontrolarse como para que no haya necesidades de hacer uso de eso que aprendemos. Ahora el otro éxito como alumno y como profesor es cuando podemos aplicar día a día o en circunstancias especiales, todas las otras enseñanzas del kung fu, todos los valores que lo definen como arte marcial: perseverancia, esfuerzo, voluntad, respeto, etc. Valores que trascienden el salón de prácticas y que son para toda la vida. El verdadero sentido de entrenar.

Volviendo a la corrida: quien era el rival o contra quien se competía en esta maratón? Simple y sencillamente contra uno mismo, como en toda situación, el rival a superar es uno y sus limitaciones o miedos; no sé en qué puesto salí (no cerré la puerta pero casi apago la luz para que otro cierre la puerta!!) pero eso es lo de menos, el objetivo, siendo que no soy un practicante de atletismo, era terminar el desafío, poder correr los 10 km apoyándome en todo el entrenamiento en Kung Fu que tengo, para el logro físico y para el logro espiritual (la perseverancia, la voluntad). Esa es la prueba, poder hacerlo, en este caso en algo físico deportivo, una maratón, en otras circunstancias podrá ser con el estudio, en no darse por vencido ante un fracaso, en sobreponerse a la depresión, a la desilusión, en esforzarse por dar más en cada ámbito de la vida, en no desanimarse con los logros, más allá de la posición o del reconocimiento. Ahí está la magia del Kung fu, cuando trasciende la arena del kwon, ya sea en lo físico o en lo espiritual y cuando se puede llevar a la vida.

Termine debo confesarlo extenuado, pero feliz y orgulloso. Ese fue el éxito, el objetivo y el logro, el kung fu (la maestría lograda con mucho trabajo y esfuerzo).

Cerrando este comentario, no puedo dejar de agradecer a quienes acompañan la tarea diaria de quien entrena o da clases, agradecer a quienes apuntalan todo esto entregando tiempo de si para los logros de otros a veces, apoyando simplemente otras:

Mi esposa Mariana, en primer lugar, que no solo acompaña en los eventos sino que resigna tiempos personales y de pareja para dejar desarrollar mis intereses.

A los maestros que de una u otra manera han aportado a formar el espíritu que hace que uno siga y alimentan el entrenamiento, algunos más desde lo físico otros más desde lo mental: Jorge Velarde, Hugo Trigo, Efraín Mariscal, Diego Martínez.

Y por último a la hinchada sentimental desde la tribuna que les toque: mis hijas Florencia y Camila y mi hermano Diego quienes me creen capaz de correr hasta la Luna de puro fanáticos.

Gracias a todos!!







 

martes, 7 de agosto de 2012

Kung fu y Coherencia - Predicar con el ejemplo: parte 2

Hace años que venimos intercambiando ideas, pensamientos y pareceres con el Maestro Hugo Trigo en quien afortunadamente he encontrado alguien que piensa en armonía con mí sentir y pensar y que con mayor experiencia me ha ayudado a orientar o pulir algunos conceptos en más de una ocasión.

A raíz del último post publicado (anterior a este) me acercó una reflexión que me parece oportuna e interesante de compartir, ya no como comentario sino como substancia concreta que suma al contenido inicial, más allá de que el encuadre quizás sea otro. Por otro lado me permito con su autorización al final del mismo sumar algunos párrafos que de alguna manera complementan lo anteriormente escrito por mí, en relación a este nuevo aporte del Maestro Hugo Trigo.



SU COMENTARIO:

domingo, 5 de agosto de 2012

Kung Fu y Coherencia - Predicar con el ejemplo


Creo que es un tema fundamental en la vida y por tanto en el kung fu, más que nada para quienes hablamos de hacer vida de kung fu, el poder ser coherentes y auténticos o auténticos y coherentes. Quiero decir con esto ser fieles en el decir y el hacer o sea ser lo que decimos y que estas dos cuestiones vayan de la mano, al unísono, siendo lo último (la acción) el reflejo directo de lo primero (la palabra-pensamiento).



A dónde apunto específicamente?

miércoles, 1 de agosto de 2012

Profesor y Amigo Jorge Velarde

De amistad y de maestría.


 

Cuando el Maestro es un amigo



No siempre se da esta situación, pocas veces ocurre, pero ocurre.



Muchas veces lo que ocurre es que uno siente un afecto hacia su maestro y se comporta hacia él de forma diferencial (cosa muy común en las artes marciales chinas tradicionales en Argentina) y este trato se presta a ciertos abusos, donde el maestro se corre de su lugar y este trato dedicado de su alumno ronda el servilismo. Lamentable, pero cierto y repetido. Pero ocurre otras veces, donde la relación de enseñanza aprendizaje es trascendida y sin perderse el respeto debido, se puede forjar un lazo más allá de lo meramente académico. De esto último estoy hablando.

 
Este Julio pasado, nuevamente me visitó mi amigo y Profesor Jorge Velarde; de movida desde que se planeo el viaje, el particular momento por el que estaba/estoy pasando llevaron a que el mismo se vistiese de un tono familiar y no técnico. Pese a su insistencia en preparar elementos para entrenar, supo oír mi pedido y dejar para más adelante eso, debido a que no estaba yo en condiciones de prepararme de la manera que hubiese querido, entrenando y trabajando de forma acorde a la que uno desea cuando quiere mostrarle a su maestro lo entrenado durante el año. Así sin cuestionamientos vino “de visita” y como siempre ayudándome en una situación personal (como es la de acompañar a mi hijo menor de edad que vive lejos en su viaje de visita invernal). Hubo charlas, películas (chinas por supuesto), chistes, comidas y paseos; hubo un afianzamiento de la relación y una mayor integración con toda la familia.

 
Cuando el Amigo es un maestro



Pero como no podía ser de otra manera, surgió de su propia iniciativa: - que tal si ya de paso que estoy acá, no digo corregir o revisar lo ya visto, pero aprovechar y de paso hacer algo, algo nuevo, algo con lo que te sientas cómodo…



Así fue como tomamos algunos momentos de la corta visita, para revisar y corregir los Ba Duan Jin, esos excelentes ejercicios de Qi Gong, profundizando en los mismos, en su contenido teórico y en su práctica. Y también pudimos empezar a trabajar sobre una de tantas versiones de Tam Tui de 12 líneas my interesante y muy útil. Poco quizás, para un encuentro de entrenamiento, mucho para quien realmente no tenía expectativas de trabajar.



Debo decir gracias sobre todo, por el gesto, por el inmenso gesto de venir de visita simplemente como amigo, apartando la formalidad, dejando de lado cuestiones personales, obligaciones y haciéndose el tiempo. Y doblemente gracias por entender el momento y la circunstancia, acompañar sin imponer y sin embargo así y todo, poder dejar un poco mas de enseñanza para ayudar a mi crecimiento.





Simplemente gracias Jorge por todo!!!