lunes, 29 de agosto de 2011

EN SUMA

A partir de septiembre, el Instituto Feng Long suma su actividad a la Asociación Shaolin Chi Chuan dirigida por Shifu Efrain Mariscal, incorporándose a sus clases y actividades.

Convencido de que el crecimiento se da fundamentalmente sumando voluntades y criterios (aunque no siempre sea así, si lo es en este caso) y apostando con confianza en la gran mayoría de coincidencias por sobre las mínimas diferencias, es que nos parece mas que importante y oportuno integrarnos a la Escuela de Shifu Efrain.

Más de una charla y numerosas prácticas nos han facilitado este encuentro, en el que si bien existen algunas diferencias en cuanto a programas de trabajo, no han dejan de evidenciar los objetivos comunes y el mismo deseo, de hacer que el Kung Fu tradicional en San Rafael, crezca y sume adeptos a los que se les pueda brindar el mas sólido aprendizaje y seguros de que en la integración de grupos y no en la división, se aprende mas y se da mas fuerza a cada acción y cada enseñanza.

Shifu Efrain ha demostrado además de sus amplios conocimientos marciales, ser una persona noble, humilde, sincera y cálida, brindándonos la posibilidad no solo de integrarnos a su grupo sino también de compartir conocimientos con la mayor fraternidad.

Es por eso que desde Septiembre las prácticas se desarrollaran en la Biblioteca Mariana Moreno, cita en Bernardo de Irigoyen 148 en sus turnos de Lu, Mi y Vi de 19 30 y de 21 hs.

Una nueva etapa comienza apostando como siempre al crecimiento!!

jueves, 11 de agosto de 2011

La Ley del Karma o Cómo superarse a uno mismo - Compartiendo

Distintos son los caminos que pueden acercarnos a las Artes Marciales (A.M.) y en especial a las A.M. Chinas y son sin duda todos válidos por igual.

De hecho puede ocurrir que uno legue por objetivos bien distantes de lo específico y luego se tope con los inmensos tesoros que poseen estas disciplinas milenarias en aspectos menos obvios y así el universo personal se expande.

Hay quien entra al Kwon buscando simplemente mejorar su salud, hacer una actividad física distinta que mejore su estado general o condición física y hasta su imagen corporal. Esta es una razón perfectamente válida.

Hay quien llega buscando mayor seguridad, un aprendizaje de aquellas técnicas que podrían permitirle una defensa contra amenazas externas, un camino para vencer inseguridades ya sean internas o externas. También es válida esta opción.

Hay otros que llegan en una búsqueda de un filosofía distinta, una perspectiva filosófico/espiritual sabiendo de la riqueza conceptual que puede hallarse (aunque no es obligado que este) en estos senderos. Esto también es una razón valida aunque esta faceta generalmente suele ser recorrida en soledad y es común que se de en una segunda etapa.

Haciendo referencia a estos conceptos, cito a Shi De Yang, embajador oficial del Templo Shaolin (independientemente de lo que esto signifique) que en estos días se encuentra de visita por nuestro país:

“Las enseñanzas de Shaolin promueven la salud, el equilibrio y el logro de la felicidad. Forman parte de una filosofía completa de ejercicios para el cuerpo y la mente desarrollada en 1500 años por los monjes y maestros que vivían en el legendario monasterios de Shaolin...

Esta cultura es una forma de vida que mantiene el sellos de la tradición, con un método que integra en entrenamiento físico-marcial con el mental-espiritual…

El budismo chan (zen) impulsa el autoconocimiento mediante la meditación dirigida a la búsqueda de bienestar, salud corporal y mental, compasión, armonía, concentración y claridad. El kung fu moviliza el andamiaje de la corporeidad a través del entrenamiento y de la habilidad para efectuar movimientos generando, en cierto sentido, una meditación activa. La combinación de ambas prácticas desarrolla la conciencia del cuerpo con la esencia de la base de la vida…

Si nuestra mente no se conserva lo mejor posible, si a menudo está cansada o inestable, es incapaz de llevar a cabo actividades, de protegernos de los peligros, o se ve afectada por los estados de animo, la depresión y los miedos, se pierde entonces la armonía...

Fortalece tu cuerpo por dentro y por fuera, fortalece tu mente y tu espíritu; luego a través de esta fuerza desterrarás los miedos y solo sentirás calma, paz y armonía en ti y por lo tanto hacia todos los que te rodean. Shaolín está dentro de cada uno.”

(Clarín, Viernes 5 de agosto de 2011)
 
Nuevamente, varios pueden ser los caminos pero finalmente convergen. Muchos senderos llevan a la cima, pero cima hay una sola, rezaría el dicho.

Entender esto es entender que en el camino de las Artes Marciales tradicionales, lo físico/marcial y lo espiritual/mental van de la mano. La búsqueda de uno sin el otro es una búsqueda incompleta.

Pero en el apartado de hoy haremos principal referencia al camino mente/espíritu, como búsqueda o como sendero, dejando de lado para otro apartado lo puramente físico.

 

jueves, 4 de agosto de 2011

Una visita Excepcional!!!

La semana pasada tuve la fortuna inmensa de poder recibir la visita de Shifu Jorge Velarde, mi maestro.

Visita largamente planeada desde hace tiempo que finalmente pudo concretarse después de tantos inconvenientes y contramarchas.

No tengo palabras de agradecimiento para todo lo vivido, compartido y aprendido.



 
Desde lo más elemental de la profundización del conocimiento mutuo como personas, el poder convidarlo a conocer mi familia y compartir con nosotros y su más sencilla predisposición a hacerlo de la forma mas natural imaginada, no desde la postura de un maestro sobre un pedestal sino de una persona simplemente sencilla y sensible.

Hasta lo mas importante, el kung fu.

Mi imagen inicial, mi inquietud inicial, fue ampliamente superada desde las primeras prácticas. Arrastrando conceptos antiguos venia mentalizado a un trabajo particular pensando en formas que me faltaba conocer, trabajo que también estaba considerado y planificado pero que pronto reformulamos con una inmensa gratificación por mi parte. Desde los primeros movimientos se me hizo evidente la necesidad de empezar a corregir y revisar conceptos nuevos, aplicaciones nuevas, una forma hasta casi nueva de pensar el kung fu.

Y así fue como de la mano de Shifu Velarde optamos por empezar desde cero nuevamente, corrigiendo paso a paso cada forma. Por tanto centramos el primer trabajo en rever y corregir Liem Bo Quan, sin dejar de pasar previamente por sus caminatas e incluso el mas simple trabajo de Bufa.



 
Luego abordamos el análisis y corrección de la forma Gong Li Quan, forma de mayor complejidad y una riqueza maravillosa, característica del repertorio de la Chin Woo.

A pedido personal, detuvimos el avance sobre estas dos formas para poder madurar bien las indicaciones , correcciones y conceptos vertidos sobre ellas.