lunes, 20 de diciembre de 2010

FIN DE AÑO



Llega fin de año y llega siempre un momento de análisis y reflexión, de mirada atrás y evaluación.

Y este ha sido sin duda un año excepcional, colmado de avances, de logros, también de dudas y desafíos, pero un año de progreso como pocos otros.

En principio este 2010, vio el nacimiento de este pequeño blog, este pequeño medio de comunicación, con otros y con uno mismo, un dialogo interno y externo, donde de a poco y con correcciones, se fueron y se van plasmando sentimientos, pensamientos, creencias y convicciones.


Pero este pequeño universo, fue de alguna manera el desenlace de un proceso mayor que comenzó a gestarse a finales del año 2009, donde no sin dudas y temores, comenzó un camino de lo que creo puede considerarse el paso de la adolescencia marcial a la adultez marcial.


Después de muchos años uno, como todos, llega a un punto donde empieza a sentir la necesidad de tomar las propias riendas de su camino. Como en el proceso natural de la vida, el adolescente deja la casa paterna, llega así un punto en la formación, en que el alumno, no deja de aprender, ni de necesitar aprender (eso sería como estar muerto) pero si siente la necesidad vital de dirigir su entrenamiento, de hacerse cargo, responsable y seriamente, de su formación y de la de otros.
Empezar a tallarse uno mismo.

Así fue como a fines del 2009 deje de entrenar rigurosamente bajo la tutela de profesores que programaban, armaban, “digerían” la clase por uno (y no para uno sino para un grupo general como es lógico) para empezar a diseñar mi propio entrenamiento, profundizando en aquellos puntos necesarios, ahondando en falencias y dedicando mas tiempo y análisis a aquellos items que uno sabe y siente de necesidad, de mas desarrollo. De esta manera, desde la elemental preparación física, a todo el sistema de aplicaciones, el trabajo de formas y en si, todo el complejo sistema de entrenamiento, fue sometido a un rigurosa revisión y ajuste, reforzando, corrigiendo y por primera vez encarando en forma individual el mismo siendo plenamente responsable de él adaptando entonces algunas de las enseñanzas transmitidas casi dogmáticamente y ajustándolas a la conciencia de uno mismo y lo que uno entiende como mejor y más correcto. Esto es así, sin por ello dejar de respetar la pureza de lo transmitido y cuidando no pervertir su significado ni valor.

Esto punto evolutivo que debería ser una pasaje natural, como  ENSEÑANZA ELEMENTAL de la vida, no suele ser tan simple, y no siempre suele darse. Quizás por comodidad de algunos, que prefieren seguir tomando el alimento semi digerido, pero también y lamentablemente porque muchos Maestros, creen ver traiciones en ese crecimiento natural del alumno, que en algún momento debería ser deseable, debería esperarse que suelte sus alas y alce su propio vuelo o por lo menos empiece a hacerse protagonista de su propio camino. 

Reflexionando sobre la corrección o no de este pensamiento me he preguntado si alguno de mis maestros de mi formación Primaria o Media, osaría pensar tenerme bajo su tutela toda la vida y que siempre hiciera lo que ellos me indicaran y de la manera en que me lo indicaban. Estoy seguro que la respuesta es no, ellos seguramente esperaron de mi el crecimiento interior que me hiciera un persona independiente y responsable. El crecimiento del alumno es deseado y necesitado. Para el maestro y para el alumno, es un proceso complejo pero no por ello natural y necesario y que lleva sin duda a una nueva etapa y forma de la relación maestro - alumno.

Hoy puedo decir que entendí esto, como algo vital, sano y esperado, un crecimiento necesario para poder seguir caminando y aprendiendo y ahora después de 10 años de haber obtenido mi faja negra, puedo decir que esta madurez puede ser el verdadero significado de la misma, el verdadero valor de esa faja en una simbología que antes no comprendía. Soltando la mano de los mentores, uno empieza a andar sus propios pasos y de a poco a ser responsable de sus logros y errores. No por ello dejando de aprender y corregir.



viernes, 17 de diciembre de 2010

QI GONG (CHI KUNG)

El entrenamiento del Qi Gong (Chi Kung) y las Artes Marciales Chinas están estrechamente ligados; sin duda todo aquel practicante serio de A.M. Chinas debería entrenar Qi Gong y al mismo tiempo en general todos los estilos tradicionales de Wu Shu conllevan alguna práctica de Qi Gong específico en sus rutinas, sobre todo si estos son transmitidos en Escuelas Serias.

Podríamos definir al Qi Gong como una milenaria disciplina China orientada al cuidado y mantenimiento de la salud, a alcanzar un nivel espiritual superior (iluminación), como también al desarrollo de una mayor fortaleza en la práctica de artes marciales. Así es que podemos encontrar en su desarrollo evolutivo aportes tanto de aquellos eruditos en las técnicas gimnásticas de curación (relacionadas con la medicina tradicional china), eruditos de las artes taoistas y budistas (monjes budistas y taoistas) como también confucionistas y finalmente maestros, monjes y guerreros cultos en las Artes Marciales (WuShu / Kung Fu).

Para entender más claramente podemos analizar como en otras oportunidades su significado a partir de los términos que lo constituyen:


lunes, 13 de diciembre de 2010

LECTURAS...

XXIV
Quien se pone de puntillas

No se mantiene en pie.

Quien anda con piernas arqueadas

no puede avanzar.

Quien quiere ser brillante

No alcanza la iluminación.

Quien pretende ser alguien

No lo será naturalmente.

Quien se vanagloria

No realiza ninguna obra.

Quien se da importancia

No se eleva.

Para el Sentido es como la basura,

O como una ulcera purulenta,

Y todas las criaturas lo odian.

Por eso quien tiene el Sentido

No se conduce así.



 

XXVII

El buen caminante no deja huella.

El buen orador no necesita desmentir.

El que sabe calcular no necesita ábaco.

Quien sabe cerrar no precisa candado ni llaves,

y sin embargo nadie puede abrir lo que él cierra.

Quien sabe atar no precisa cuerdas ni lazos,

Y sin embargo, nadie puede desatar lo que ata.

El Sabio siempre conoce

El modo de salvar a las personas;

Por eso, para él, no existen hombres reprobables.

Siempre sabe como salvar las cosas;

Por eso, no hay cosas viles para él.

A esto se llama lucidez innata.

Así, los hombres buenos

Son maestros de los menos buenos,

Y estos, la materia de aquellos.

Quien no estima a sus maestros,

Así como quien no ama a la materia de que dispone,

Yerra gravemente, por mucho que sepa.

Ese es el gran secreto.



Dao De Jing (Tao Te King)



Tomada de la traducción de Richard Wilhem, quien usa la palabra Sentido como significado de Dao (Tao)

domingo, 5 de diciembre de 2010

EL NIÑO Y LAS ARTES MARCIALES


Es sabido que constituimos una unidad indisoluble cuerpo-mente, incluyendo en esta última al espíritu, más allá de la definición del mismo que se quiera dar.


La formación completa de una persona (también puede decirse la salud), debería considerar ambos aspectos sin detrimento de uno a favor del otro.